20 Agosto, 2012

Amor gitano 2004

1 Me fui y volví
2 Cara de gitana
3 Corazón de lobo
4 Zíngara
5 Fuego contra fuego
6 El otro niño
7 Dos gitanillos
8 Se me van las manos
9 Boda gitana
10 Yo te haré mujer
11 Dame el fuego de tu amor
12 Se me van las manos (remix)
13 Dame el fuego de tu amor (remix)

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.



EL OTRO NIÑO

(Sandro)
Intérprete: Sandro

Qué tal guapa? Te acuerdas de mí?

Cómo te vienes a mí como si nada ocurriera?
después de que crié tu niño sin que nadie lo supiera.

Fue porque te quise tanto, tanto, tanto,
esperando que volvieras
Y olvidé mi compromiso de cuando una niña era,
mira si te habré querido
que a veces, suele pasar,
que al ir al río por agua, me parece que allí estás,
desnudo como ese junco, que bien me supo abrazar.

y me desprendo del junco y me da por escapar del río y del agua clara,
y de aquella que fui a buscar.

Jamás olvidé tus ojos ni tu forma de besar, que otra boca me ha besado,
La que me supo tocar del matrimonio arreglado del cual no pude escapar.

Tuve mi niño, el más guapo y ese me dio fuerza para andar entre tu olvido
y el padre, el cual no pudo esperara ni beso ni rosa alguna
y no pudo separar entre una carne ya abierta y un repollo cocido.

Porque el niño que soñamos no estuvo dentro de mí, sino el mío, el más amado
y ese no tiene nada de ti, como si fueran hermanos a los 2 amamanté
que a quién le daba primero? eso jamás lo diré y así se fueron criando
Sin ni siquiera pensar que uno de ellos era de otra
y ese sabrá Dios donde andará.

Cuando te fuiste con ella te juro que me morí, era una sombra de odio
por lo mucho que sufrí, te pensaba saboreando a esa maldita y no a mí
Y deseaba que muriera el niño que iba a parir.
pero la virgen gitana Lo hizo nacer para mí
y al tenerlo en el pecho sentía tenerte a ti,
cuando tú me trajiste el tuyo era de noche, lo escondí
y sin preguntarte nada en la cara te escupí.

Y después de tantos años te presentas ante mí y sin darme gracias siquiera
por lo que hice por ti.

Mentira, mentira, mentira, mentira, porque lo hice pensando que fueras a volver
Y soñando y con el tiempo, me volvieras a querer, pero te miro a los ojos
Y se me eriza la piel y sé que a estas alturas nunca debiste volver.

Leave a Reply

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>