19 enero, 2011

TERUKO

(Sandro)
Intérprete: Sandro
 
Tus ojos eran negros,
como el espejo negro,
de los magos negros.
 
Coro: Esperando el momento.

Tu piel, era tan blanca
como paloma blanca,
sobre la nieve blanca.
 
Coro: Esperando el momento
 
Tu boca era rosada,
flor nueva de durazno
naciendo en madrugada.
 
Coro: Esperando el momento
 
Tu cintura atada,
como las mariposas
de épocas pasadas.
 
Coro: Esperando el momento
 
No pude evitar, no pude evitar
el mirar esos ojos negros,
color monasterio.
 
Quise nadar dentro de ellos,
y romper el sello
milenario que allí había,
y el monasterio, abrió
su puerta camuflada.
 
Primero… fue un reflejo,
luego un destello,
y me obsequio la luz,
de la secreta entrada, vedada
para aquellos, que no entendían nada.
 
Le pregunte su nombre
me dijo: Teruko
 
Y al estrechar su mano
la mía tirito
como un gorrión caído
con miedo al que vendrá
¿Será mi última noche?
¿El sol me alumbrara?
 
Fuimos por el sendero
que llevaba a la entrada
de los campos de rosas,
y flores encerradas
en castillos profanos,
de cristal simulado.
en donde… a cada invierno
claveles estallaban.
 
Y al juntar nuestros labios
ilumino el sol naciente,
a todos los misterios
Que oriente oscureció.
 
Los mitos profanados
y la pagoda ardiente
me abrió sus puertas blancas
y el momento llegó.
 
Teruko, Teruko,
Teruko, Teruko.
 
Se apago el sol naciente.
el misterio volvió
juventud impaciente la mía
fue la que me empujó
mis pies calzaron vientos
que me llevaron lejos.
 
Pero estas en mis ojos
por siempre allí en mis ojos.
 
Mi amada Teruko

319 total views, 1 views today

Leave a Reply

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.