6 Enero, 2011

El Hospital Italiano en Mendoza

Mimosa

No Comments

La soledad del hospital Italiano a un año de la muerte de Sandro .Un mensaje para Sandro al pié del rosal es el único homenaje en el Hospital Italiano conmemorando el aniversario.

Hace exactamente un año atrás, el Hospital Italiano, era el único lugar donde

las fanáticas –llamadas las “nenas”- se sentían cerca del Gitano . En nuestra provincia, pasó sus últimos 45 días internado. 

Hoy, otro es el panorama. Un día frío, vacaciones y otras variables que quizás se podrían tener en cuenta a la hora de comparar las imágenes.

“Señor de muchos caminos
Amante y aventurero
Soy de la raza gitana
Su príncipe y heredero.
Una raza que de vieja
Su historia lleva perdida Cabalga junto a la muerte”
(Letra de Yo soy gitano)

Sandro 174 La noticia llegó el 4 de enero de 2010 a las 20.40 desde el Hospital Italiano: Roberto Sánchez había muerto cuando sus pulmones no pudieron más. Permaneció 45 días internado desde que recibió un doble trasplante de corazón y pulmones. El fallecimiento se produjo a causa de un shock séptico que provocó complicaciones.

El Hospital Italiano en el 2010 estaba colmado de gente que lo lloraba, rezaba y cantaba sus canciones todos los días.  Los medios de comunicación no dejaban de reflejar el dolor que producía tan mala noticia en todos los fanáticos. Y en esta ocasión,  no se discrimina al sexo masculino, porque varios hombres se acercaron a darle el apoyo y ofrecer su fe.

Hoy, el centro de Salud privado de Guaymallén estaba desolado. Después de 365 días, la fotografía es distinta. Un día normal donde se ve entrar y salir gente, los médicos corriendo y ningún periodista haciendo guardia.

“Todo pasa nada queda”
Con esta frase del gran poeta Antonio Machado, el empleado del puesto de revistas que se encuentra ubicado sobre la misma vereda que el Italiano definió el paisaje que lo rodeaba esta mañana. El vendedor expresó: “El año pasado la gente se agolpaba, ahora no hay nadie. Lo que pasa es que la gente está de vacaciones”.

Sandro de América
Admirado en todos los sentidos, querido por toda la Argentina y también gran parte de Latinoamérica; el Elvis local fue el impulsor del rock nacional que después enamoró a varios corazones con su música romántica.

Sandro 194 Sus “nenas”, como al Gitano le gustaba llamar a sus fans, son mujeres que nunca dejaron de seguirlo.  Tienen ese  mágico fuego inolvidable que hizo vibrar a tres generaciones, triunfo en el cine y término como artista total.  El gitano murió, y ayer por la noche, Raquel Ríos, una de las fanáticas fue a plantar un rosal en uno de los maseteros del Hospital Italiano.

La rosa es un símbolo que une a Sandro con sus seguidores. Por eso, tanto en Mendoza y en cualquier parte de Argentina, esa flor es sumamente conmemorativa.
“Él, sólo él”

Susana, fue al Hospital Italiano por un control, pero está mañana era especial. Recorría los pasillos donde el Gitano ,  “su” hombre, había dejado la vida. Aseguró que nunca fue al italiano mientras que Sandro estaba internado pero que lo seguía todos los días por la televisión.

Venía de la mano con su marido y su hija, pero cuando empezó hablar del creador de “Dame fuego”, soltó a su esposo, agarro a su hija y expresó “sigue siendo un ídolo, me gustaba él, entero él”.

El antes y el después: un día como hoy
A un año, las fotografías son muy distintas. Las imágenes no necesitan palabras, hablan por si solas. Un paisaje triste al ver el último lugar donde estuvo latiendo el corazón del Gitano, hoy este totalmente vacío de homenajes a su nombre.

La gente rezando cuando Sandro todavía estaba entre nosotros
Un día frío y sin homenajes en el Hospital al cumplirse un año del fallecimiento del ídolo.

Leave a Reply

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>