20 Agosto, 2010

Homenajes en varios actos

Mimosa

No Comments

En el Hall Central de la Estación de trenes del barrio porteño de Constitución, se recordó a Sandro  con alegría y verdadero sentimiento en homenaje al día de su nacimiento, con el levantamiento de un escenario. La representación tuvo un despliegue coreográfico con más de 120 bailarines en escena que acompañaron al cantante Cau Bornes –esposo de Valeria Lynch- cantando ‘Una muchacha y una guitarra’. Además se dispuso la proyección de videos en una pantalla gigante para ver parte de la historia cinematográfica del Gitano y los saludos de sus amigos más cercanos como Mirtha Legrand, Valeria Lynch y Jairo, entre otros y de algunos fans.Una fuerte custodia policial posibilitó que no hubiera ningún incidente durante el desarrollo del acto.<

Estuvieron presentes el Secretario de Inclusión y Derechos Humanos: Daniel Lipovetzky; la directora del Programa Pasión por Buenos Aires: Isolina Peña. El Gobierno de la Ciudad logró sorprender una vez más, como lo hizo en noviembre del año pasado en la Estación de Retiro, cuando Sergio Denis apareció de repente cantando sus grandes éxitos para regalarle a la gente un regreso diferente a sus hogares.

En la Plaza: Cerca de las cinco llegó el homenaje en la plaza de la calle Alem, -entre Darragueira y Godoy Cruz-; “Las Nenas” y aproximadamente 200 personas recordaron a Sandro en la plaza que ahora se llamará ‘Roberto Sánchez’ con la presencia de autoridades municipales locales y de personalidades reconocidas del distrito y después la misa donde la convocatoria fue amplia, y justificada: “Vinimos para elevar una oración y que él descanse en paz”, indicó a este medio una fan que llegó a la iglesia junto a sus hermanas y con una de sus hijas. “Dos generaciones”, aclaró.

La mentora de la iniciativa que consiguió 790 firmas para la inauguración de esa plaza donde había “una feria que se prendió fuego” e integrante de un grupo de fans, confirmó que reclamaron la creación de “una estatua de Sandro” y el cambio de nombre de la calle Beruti sobre la que se encuentra la casa donde vivía el cantante.

El acto, que se desarrolló en el marco de los festejos por el 137° Aniversario de la creación de Banfield, tuvo lugar en el espacio ubicado en la intersección de las calles Alem y Darragueira, bautizado así desde abril pasado, y contó con la presencia del intendente del Partido, Martín Insaurralde, quien recibió pedidos de “Las Nenas” para que se erija allí una estatua de su ídolo. A la conmemoración se sumaron también imitadores y fans vestidos en alusión al “Gitano” quienes, durante la ceremonia, cantaron y bailaron para un público femenino y masculino. “Queremos monumento”, grita fuerte José Juárez, vestido con una camisa rosa de volados y con un traje negro. El imitador del ídolo insiste para que esta plaza, en Alem y Godoy Cruz, tenga más cemento y bronce dedicado al ídolo.

El mástil del parque ahora tiene una placa que colocó el Municipio de Lomas de Zamora y que dejará marcado para siempre que este pedacito de tierra se llama “Roberto Sánchez”, igual que el Gitano. Bastó un segundo para que, una vez descubierto por el intendente Martín Insaurralde, el rectángulo plateado se llenara de rosas y lo cubriera un cielo de cámaras digitales. En el cementerio. La peregrinación también incluyó el cementerio Gloriam de Longchamps en avenida Espora 4700, donde de todos modos la privacidad, con la que manejó desde un primer momento la familia de Sandro, no se violentó por un instante.

La tumba estuvo siempre custodiada, y se prohibieron las fotos. Sólo llegó el cariño de la gente desde muy temprano y se acercaron con flores, pañuelos llenos de lágrimas, cartas y las inolvidables rosas rojas que invadieron el parque. No hubo distinción de sexo ni edad. Matrimonios, grupos de amigos, jóvenes, e incluso personas discapacitadas dijeron ‘presentes’ en el primer aniversario del natalicio de Sandro. La tumba permanecerá abierta al público esta semana en el horario de 8 a 18, aunque no permitirán depositar “flores o cartas”.

En la casona: En un día con sol todos los ojos del país se posaron sobre Banfield, que rindió honores a su vecino más ilustre desde la mañana, con un movimiento constante de fans en la necrópolis de Almirante Brown, y luego en Berutti. Promediando la tarde además, primero la Muncipalidad le realizó un homenaje en la plaza que lleva su nombre y que está ubicada en Darragueira y Alem, y hacia la noche se ofició una misa en su memoria en la parroquia Sagrada Familia, también de Banfield. ‘La calle está desolada’ como dice en una de sus famosas canciones, porque ya no reinaba allí esa aura mágica con su presencia física y que supo convertir a esa casa en una fortaleza que le permitió a Sandro resguardar su intimidad durante tantos años.

Las nenas sabían que este 19 de agosto sería distinto, una rara mezcla de amor y de nostalgia, de recuerdo y de añoranza, de alegría y de tristeza, porque sería el primero sin él, sin Roberto –como lo llamaban- o Sandro –como lo conocía el mundo, no tan cercano a él como ellas, claro-. “No importa que no esté, su presencia se siente, él sigue con nosotras, en cada una de sus canciones, en cada una de sus letras, y los recuerdos que guardamos desde que éramos chicas. Yo voy a seguir viniendo hasta que tenga fuerzas”, señaló una nena de 57, y aseguró que “nunca” se perdió un cumpleaños del “Gitano” desde que su familia se mudó a Lanús desde Castelar, cuando ella era una “purreta”, hace más de 35 años. Lo cierto es que las flores este año invadieron el paredón y el patio de la casona para recordar que el Gitano no ha muerto. Su abuelo paterno pertenecía al pueblo Rom y Sandro recogió esa herencia asumiendo el sobrenombre de Gitano.

“Vino gente durante el día, sobre todo después del mediodía, pero todo el día”. Y lo cierto, también, es que los carteles volvieron al muro como desafiando a la muerte, para gritar amor otra vez, y esta vez más fuerte que nunca, porque fue un amor que demostró no estar atado al mero roce, al goce de la vista, a un apretón de manos, a un abrazo: la pasión sigue más viva que nunca. “Sandro, estás siempre en mi mente y en mi corazón, pienso en vos cada instante, siempre serás mi gran amor”, pegó sobre la puerta Noemí, al lado de otros papeles que tenían mensajes similares, y al lado también de rosas, fotos, poemas… “Sandro es masivo es el corazón de todo el mundo, de todas las nacionalidades, credos y religiones, por todas las generaciones que conquistó a lo largo de 45 años de carrera. Un hombre que le habló al amor, a la mujer y a Dios. Nosotros nunca vamos a cambiar de ídolo, siempre estará con nosotros”, aseguró otra de las nenas el micrófono de un diario. “Este día va a quedar conmigo para siempre. No me lo voy a olvidar. Es el primer cumpleaños sin él, pero se siente como si estuviera con nosotras, porque nunca nos dejaba solas. Era un hombre humilde, sencillo y nunca nos negó un beso. Cada vez que íbamos a visitarlo a la puerta de su casa, se aseguraba de que no nos faltara café y medialunas.

Era un verdadero caballero, recuerda otra fan, mientras a su lado otra asiente con la cabeza: “Esa sencillez y bondad es la que hace que estemos todas acá y que volvamos a estar todos los años. Se lo debemos por todo lo que nos dejó”. Cuando el sol se tornó caramelo ellas fueron abandonando el viejo paredón de la calle Berutti, donde sólo quedaron los carteles, el vestigio de alguna vela, y el silencio. El Gitano debe estar sonriendo, embriagado de amor, desde su cielo. Asimismo, vecinos de Valentín Alsina, donde Sandro pasó años de su niñez y juventud, realizaron el miércoles una misa en su nombre en la parroquia San Juan Bautista de esa localidad bonaerense. Sandro no es FACIL DE OLVIDAR.

Leave a Reply

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>