17 Enero, 2010

Las infecciones en los hospitales

Mimosa

No Comments

Cada año mueren 12.000 personas en la Argentina, como consecuencia de las denominadas infecciones hospitalarias.

Este tema alcanzó mayor relevancia luego del trasplante múltiple de corazón y pulmones que derivó en un proceso cargado de complicaciones y que, luego de varias intervenciones quirúrgicas, derivó en el lamentable deceso en Mendoza, del cantor Roberto Sánchez -Sandro-.

Valeria Román, especialista en temas médicos y sanitarios, desarrolló el tema de las infecciones hospitalarias que se contraen durante las intervenciones quirúrgicas, en base a la presencia de cierto tipo de bacterias.

 Trae como consecuencia, además del deceso de miles de personas anualmente, el alargamiento de la internación y aumento en gran cantidad de los gastos en salud, siendo en Argentina, cuatro veces más que en los países desarrollados, esta clase de infecciones, comparando con Estados Unidos y España, para este caso.

La bacteria ‘acinobacter baumannii’ -la que atacó a Roberto Sánchez-, es una de las más temibles, pues fuera de ser mutante es resistente a los antibióticos, y llega a provocar la muerte al 60% de los pacientes causándoles neumonía.   Se puede suponer que si no hubiera existido esta infección en el artista, su deceso se podría haber evitado.

En Argentina la tasa de neumonía hospitalaria es de 13 infectados por mil días con respirador, y en Estados Unidos es de cuatro por cada mil días.

La periodista Román, en su artículo, insiste en la necesidad del lavado de las manos de los médicos y enfermeros, factor posible del mayor porcentaje de infecciones en comparación con otros países de mayor desarrollo, donde de cada 100 pacientes que tocan, los trabajadores de la salud se lavan 40 veces, mientras lo correcto sería lavarse siempre, es decir, 100 veces;  comparando con otros países donde el personal se lava las manos en 70 ocasiones, viene a ser casi el doble que en la Argentina.

Según la historia el doctor Ignaz Semmelweis, húngaro, redujo en forma notable la tasa de mortalidad por infecciones, en 1847 y radicado en Viena, en mujeres que daban a luz, lavándose las manos repetidamente todo el personal que actuaba en los partos.

En el año 2008 la Sociedad Argentina de Infectología hizo una investigación en 45 hospitales públicos y privados, y se comprobó que el 11% de los internados tenía una infección hospitalaria, y el 26% estaba entre los que se encontraban en terapia intensiva.

Existen coincidencias en que las infecciones podrían ser evitadas si cada hospital dispusiera de un comité eficiente e hiciera campañas de higiene de manos y aislamiento de los pacientes infectados.

Leave a Reply

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>