10 enero, 2010

Sandro, su muerte: Impacto entre fumadores

Mimosa

No Comments

La muerte de Sandro originó un fuerte impacto entre los fumadores santiagueños.

Para los médicos, el fallecimiento del “Gitano” dejó un claro mensaje sobre el peligro del tabaquismo.

En la provincia, son 150.000 las personas adictas al cigarrillo.  El 50% padece la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El mensaje -aunque duro en su contenido- fue claro:  Roberto Sánchez, Sandro murió víctima de los efectos nocivos del  tabaquismo,secuelas a las que están expuestos 150.000 fumadores santiagueños y otros miles que respiran pasivamente el humo contaminante del cigarrillo en infinidad de lugares de la ciudad.  La prueba del fuerte impacto que ocasionó la enfermedad de Sandro y su posterior muerte se hace visible en los consultorios médicos que reciben, desde hace varios días, las inquietudes de pacientes que dicen tener el mismo padecimiento que el ídolo popular argentino.

El fenómeno se presentó a lo largo del país.  Una especie de reacción inexplicable frente a una problemática que todos conocían, pero que la mayoría prefería ocultarlo.  “El impacto fue contundente”, expresó el neumonólogo Ramiro López Bustos, quien desde hace varios meses viene advirtiendo cómo las personas nombran a Sandro cuando hacen referencia a su sintomatología.

“El mensaje ha sido esclarecedor, porque independientemente de la tristeza que produjo la muerte del cantante, la gente sabe que perdió su vida por causa del tabaquismo;  no fue por el trasplante, sino porque fumaba”, sentenció el médico.

Los números que aportan las estadísticas mundiales hablan por sí solos.  Cada argentino mayor de 15 años fuma 1.014 cigarrillos anuales, muy por encima del promedio de países como Brasil (580) o México (470).   Por ello, la Argentina es el país más “fumador” de Latinoamérica.

Las revelaciones continúan: cada día mueren al menos 110 personas a causa del cigarrillo, es decir 40.000 anualmente.  El 80% de los fumadores padece la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, pero solamente el 50% lo sabe.    El resto toma como algo natural despertarse cada mañana con una insistente tos o un silbido en el pecho.

Pero a pesar de la desfavorable estadística, la conciencia sobre la importancia de la cesación del tabaquismo muestra su máxima expresión luego de la muerte del ídolo de América.  “Muchas personas están en una situación denominada precontemplaciones, es decir, el paso previo a dejar de fumar”, indicó López Bustos.

Y esto, sin dudas, fue consecuencia de haber vivido a través de los medios de comunicación la evolución de la salud del “Gitano” que, luego de numerosos vaivenes, terminó con la peor de las noticias.

De la misma manera lo expresó el director del Programa Nacional de Control de Tabaco del Ministerio de Salud de la Nación, Mario Virgolini quien en una entrevista exclusiva con EL LIBERAL señaló que en el país “son 40 mil muertes anuales, que son 40 mil Sandros desconocidos que padecen este tipo de problemas”.

La misma visión es aplicable a la realidad de Santiago del Estero.  Se trata de 150.000 fumadores, de los cuales “el 50% va a morir como consecuencia del tabaco, sin contar el 10% de pasivos”, subrayó el funcionario.

Para evitar que estas cifras continúen en aumento, “es fundamental seguir trabajando en la promoción de ambientes libres de humo que desencadenan el cese del tabaquismo o la disminución de fumadores”, indicó al mismo tiempo que recordó que en la provincia se le ha dado tratamiento a la ley hace pocos meses.

Respuesta

En los primeros días del año, cuando se agravó la enfermedad de Sandro, “hubo el doble de consultas, lo cual es común cuando hay sucesos como ése o cuando se acerca el 30 de mayo, el Día Mundial sin Tabaco”, dijo Federico Mas, de la web dejar de fumar.com.ar.

“Esto pasó porque los medios de comunicación dieron mucha difusión” a los motivos de la enfermedad del artista, comentó.

Leave a Reply

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>